Mr. Pig

Todos conocemos el famoso “sueño americano”, en donde una persona -con una ilusión de por medio- viaja hacia Estados Unidos dejando y sacrificando todo lo que tiene. ¿Con tal de qué? De lograr su objetivo, de perseguir y cumplir su meta y darles a esos que dejó en casa una mejor vida, un futuro digno y lleno de calidad.

Ahora, ¿qué sucedería si invertimos los papeles?, ¿qué pasaría si un “gringo” intenta cruzar a nuestro país para cumplir el “sueño mexicano”?

Diego Luna nos cuenta en Mr. Pig la historia de Ambrose Eubanks –interpretado por el actor Danny Glover–, un granjero estadounidense que hecho a la “antigüita” es capaz de crear un vínculo afectivo con cada animal de los que cría, mas no así con su hija. Pero debido a problemas legales y financieros en su granja, decide partir de California hacia Guadalajara con el fin de encontrar un hogar próspero y digno para su gran amigo y compañero de viaje: “Howie”, un cerdo.

A esta gran aventura se incorpora Eunice –interpretada por Maya Rudolph– quien es la hija distanciada de Eubanks. Nuestros 3 personajes principales irán sorteando distintas dificultades e imprevistos que harán que de un momento a otro cambien sus planes.

Es importante mencionar que el filme formó parte del Festival de Sundance 2016, y en él su director aprovecha otra vez –como también lo hizo con César Chávez– para mostrarle al mundo su amor por sus raíces mexicanas. Es una película de drama con humor e ironía que nos cuenta de manera alegórica -metiendo un cerdo ilegal a México para hacerlo libre- la oportunidad de tener una relación más madura con nuestros padres.

Con Mr. Pig, Diego Luna toca de una manera sutil el tema de la industria alimentaria, también el tema de la corrupción y la migración entre Estados Unidos y México, de una manera más cercana el trato entre un ser humano y un animal, pero de una manera muy directa y de fondo, el tema entre un humano y otro ser humano, más específicamente entre un padre y un hijo, ese reencuentro entre ambos que debería de darse siempre al final de nuestras vidas.