Youth

Básicamente esta película habla de dos hombres ricos y exitosos que se encuentran en un spa- hotel en Suiza en medio de escenarios magnificientes. Fred Ballinger (Michael Caine) es un compositor inglés legendario a quien el Palacio de Buckingham está fastidiando para que conduzca un performance por comando Real de una de sus primeras composiciones y que ya le aborrece. Las memorias de este personaje que nos dan en “flashback” son en Venecia, donde él fue director de su Orquesta Sinfónica.

Mick Boyle es el otro hombre, interpretado por Harvey Keitel, quien juega el papel de un director de películas ya entrado en años que está trabajando en un film titulado Love’s Last Day (En español: El último día del Amor) y que espera sea su legado. Pero para ello, él depende de Brenda Morel, interpretada por Jane Fonda! Que aunque no sale mucho, es agradable verla en la pantalla grande.

Fred y Mick son viejos amigos que también son de una manera familia, pues la hija y asistente del director, Lena (Rachel Weisz), está casada con el hijo del director, Julian (Ed Stoppard). Mientras que pasan su tiempo en el Spa, en medio de paisajes hermosos de Suiza, Fred y Mick comparten sus lamentos, lástimas y remordimientos de una juventud perdida y oportunidades sexuales que dejaron pasar. En escenas de contraste de edad, los protagonistas “babean” por la recién ganadora Miss Universo, quien disfruta de estar desnuda en el jacuzzi cuando ellos están ahí también.

Este film de Paolo Sorrentino que nos deja con varias reflexiones acerca de la vida y el transcurso de ella en el cual estamos destinados. Si bien nos va, a la vejez y luego a la inevitable muerte y todos los sentimientos que estas reflexiones traen; melancolía, miedo a la muerte, nostalgia. Con un toque de humor, humor negro y tristeza, la interrelación de las memorias de los personajes con lo que sucede en el tiempo de manera lineal, es una de las películas que en definitiva hay que agregar a la lista de “Ver”.