Crónica de el Festival Vive Latino 2012

Este año el Vive Latino, como siempre, ofreció un excelente espectáculo, no solo musical, sino cultural también.

Comenzando con el colorido logo representativo este año de las caras de colores rojo,azul, verde amarillo y las mandos tatuadas y su slogan “Vive otra Vez” que tan solo de verlo se antojaba pasarla bien.

Teniendo 4 escenarios diferentes, la Indio Verde que es la principal, la Indio Blanco, La carpa Danup y la carpa Intolerante, más otro escenario pequeño para bandas que apenas se están dando a conocer, también nos ofrecieron el escenario del Faro de Oriente donde se presentaron obras de teatro y música experimental.

La carpa del Ambulante, siempre tan cómoda e interesante, donde no solo podías disfrutar de documentales musicales, sino también culturales y responsabilidad social, como fue el del “Wirikuta se defiende”, que provocó que la carpa se abarrotara y no solo por sus presentadores que incluían a miembros de Sonidero Mestizo y a Rubén Albarrán de Café Tacvba, sino por la problemática que acontece a este pueblo indígena y la solución que ellos proponen.

Y por si no fueran actividades suficientes, tenían pequeñas presentaciones como la impro lucha, un espacio donde voluntarios entraban a un ring y podían luchar estilo “lucha libre” para celebrar parte de nuestra cultura mexicana. Otra presentación era la de parkour, donde tenían un ensamble de paredes, y tubos de construcción y un grupo de chavos no mayores a los 23 años hacían acrobacias y saltaban de muro a muro.

El Vive Latino también organizó una exposición “25 discos que cambiaron al rock mexicano” donde presentaban estos discos y una explicación de su aportación al rock en México, los cuales incluían grandes bandas como Caifanes, Café Tacvba entre otras.

Y por último, el festival nos ofreció una biblioteca móvil de arte contemporáneo de la fundación “Alumnos 47”. Durante los 3 días se llevó a cabo un taller de crónica contemporánea con el objetivo de generar registros de fotos, video, audio, etc; y poder publicar algún documento en forma de libro.

Viernes 23 de Marzo.

El Vive Latino inició puntualmente desde las 2 de la tarde con bandas muy enérgicas en las 4 carpas. Todo el concepto del festival era muy ecológico y sustentable y los patrocinadores te llenaban de muestras gratis.

[oqeygallery id=17]

 

El mercado del Chopo también se instaló en el festival con una enorme variedad de productos bastante novedosos.

La primer banda que vimos fue la los Kung Fu Monkeys en la carpa Danup, que tienen muy buena propuesta, no llenaron la carpa, pero hay que tomar en cuenta que fueron de las primeras bandas y el viernes no asiste tanta gente por cuestiones de trabajo o escuela.

Lo divertido del Vive es que hay tantas bandas que corres a todas las carpas para intentar escuchar la mayor cantidad de bandas y desquitar el día, porque la verdad es que este día se presentaron bandas poco conocidas, pero todas sorprendieron bastante musicalmente y en cuanto a su presentación en el escenario. Por ejemplo este grupo, los Drama Queers, con un concepto de música un poco gipsy muy agradable y tenían un crew de bailarines y acróbatas los cuales en la última canción, a propuesta del vocalista en signo de libertad, terminaron completamente desnudos. No estábamos preparados para tal actuación, sin embargo no fue incómodo, si no atrevido y diferente.

Después no podían faltar bandas de representación regia, como Jumbo que tocó en la carpa Indio Verde con gran respuesta del público.

Más tarde vimos a los Esquizitos, que realmente tenían a todos bailando y haciendo slam, bien divertidos y para nuestra sorpresa, trajeron de invitado especial a Rubén Albarrán de Café Tacvba a cantar con ellos una versión alterna de la canción que enloqueció a todo el público que hasta el frío se nos olvidó.

También hubo presentaciones de bandas no latinas, como DLD y TV on the Radio que complementaron muy bien el día. Otra banda que causo sorpresa y súper buena respuesta fue la banda de metal Black Tide, que tenían mucha energía y excelentes canciones. Ellos cerraron el escenario Indio Blanco el viernes.

En la carpa principal se pre-cerró con Zoé, que cumplió con las expectativas de todos con una presentación impecable y trayendo como invitado a Enrique Bunbury, quien los acompañó con la canción de “Nada” que fue todo un deleite para los oídos escuchar lo bien que se completaron ambos vocalistas.

Y para cerrar todo el festival por ese día, estuvo Enrique Bunbury que llenó casi por completo las gradas y toda el área de cancha con canciones de su nuevo disco “Licenciado Cantinas” y tocando varios de sus grandes éxitos como “Suertecita” y como siempre, una nueva versión de “Afrodita” con instrumentos como el acordeón. Excelente manera de terminar el día.

Claro que la salida era un caos pues el metro cierra a las 12:00 am y los taxistas son unos abusivos, más si tienes acento, por lo que parecía un maratón del foro Sol al metro para alcanzar el último tren de la noche. Pero honestamente es parte de la experiencia.

Sábado 24 de Marzo.

El sábado empezó muy prometedor con bandas como Sekta Core donde la gente se empezaba a reunir a bailar un poco de Ska y arrancar pedazos de “piso” para lanzar a la gente por el aire, normalmente veías a chavas delgaditas volar super alto, sin que faltará la famosa frase defeña “Chichis pa’ la banda” solo que esta vez un poco modificada a “Chichis o te bajas” a cambio de que te lanzaran.

[oqeygallery id=18]

 

También arrancó con Siddartha en la carpa Danup con su música bastante agradable y donde la gente se tiraba en las hamacas del hamacódromo.

Las bandas de intolerante ese día estuvieron muy variadas, desde rock, ska y jazz que atraían mucha gente todo el tiempo. Pero la carpa que con mas fuerza este día fue la Indio Verde, pues seguido de Sekta Core, estuvo Columpio Asesino, poco conocida pero que acumuló mucha gente que al escuchar una o dos canciones decidieron quedarse ahí, incluyéndome pues la vocalista y el resto del grupo traían una muy buena vibra y propuesta musical. Para terminar, se presentaron los Lost Acapulco, con sus tradicionales máscaras de luchador, videos provocativos y música surf donde toda la cancha y gradas estaban en movimiento, baile y baile hasta el cansancio, y que continuó con los Caligaris, que con su ska y carisma no dejaron que la gente se sentara. La última canción llego a hacerme parecer que estabamos en un estadio de futbol en la que todos los asistentes nos quitamos la camisa y la girábamos en el aire como si estuviéramos alentando con pasión a nuestro equipo, solo que en este caso a los Caligaris con su show pirotécnico y a su payaso rockero gigante en el escenario.

Pero el baile no se daba por terminado, pues seguía el Instituto Mexicano del Sonido que a mi gusto son uno de los más grandes representantes de la cultura mexicana, no sólo musicalmente hablando, que introdujeron en el escenario 3 letras gigantes, la “I” en color verde, la “M” en color blanco y la “S” en color rojo. ¡Dejaron todo en el escenario!

Los invitados no latinos también se unieron a un gran día de música, como Foster the people, que se ganó el agrado de todos los presentes con su increíble presentación en el escenario donde los integrantes demostraron que se la estaban pasando bien chido y aunque suene cliché, invitaron al escenario a un grupo de Mariachis de la ciudad de México que adecuaron a su canción más popular “Pumped up kicks”, que sonó excelente y a todos nos fascinó.

La otra banda invitada que siguió el buen ritmo de Foster the People, fue Kasabian, el vocalista conectó con el público con su “muchos gracias” y excelente presentación musical. Me hice fan de ellos esa noche.

Para cerrar con broche de oro y que este momento todo Indio Verde se abarrotó, ¡Café Tacvba! Que iniciaron en un pequeño escenario en medio del escenario, para decepción de los que llevaban horas a mero adelante separando lugar para disfrutar a este grupo. El escenario se elevó proyectando unas luces que llegaban hasta el cielo y comenzaron con “El baile y el salón” (sin batería) y para nuestro agrado tocaron un “popurock” que incluía canciones de Plastilina Mosh, Zoé entre otras. Terminando el popurock, llegaron al escenario central donde tocaron cada canción como siempre lo hacen, entregándose al 200% y bailando, aun cuando Rubén tiene la pierna lastimada y usaba un bastón de apoyo, eso no lo detuvo para dar todo un espectáculo que terminó hasta las casi 1:00 a.m. y eso que el programa lo pronosticaba para las 11:50 p.m.

Domingo 25 de Marzo.

El domingo el sol y el calor hicieron presencia, los podías apaciguar con cerveza, paletas de hielo o inclusive mezcal en forma de sabalitos, porque los mexicanos somos bien ingeniosos y cuando se trata de alcohol nada se nos atora.

[oqeygallery id=19]

 

El ultimo día arrancó con la banda capitalina Paté de Fua con una excelente presentación que complementé con la de Eddie y los grasos en la carpa Danup, que es una banda que tiene toda la presentación de Elvis, incluyendo vestuarios, peinados e instrumentos. Tocan covers como “Johnny be good”y las mezclan con sus canciones, que son bastante originales.

Una banda que me sorprendió mucho fue Sol Pereyra, conformada por argentinos, mexicanos y chilenos con música super original complementada con violines, trompetas y pandero con aires de “Tijuana No” pero con vocales muy peculiares cayendo en lo agradable.

Seguido de Sol Pereyra en la misma carpa Intolerante, siguió Skampida que abrió SLAM en un espacio muy reducido, era una locura pero bien divertido de ver desde atrasito.

Luego se presentó La Lupita, de tradición mexicana rockera donde las chavas voladoras estaban por todo el escenario y los chavos seguían cantándoles para que “flashearan”.

Me di una vuelta a la carpa Ambulante, a lado de la mezcalería, llena de extranjeros por cierto, donde se iba a presentar el videoclip de “Wirikuta se defiende” que mostró un buen de apoyo del público que los presentadores agradecieron cantando la canción del video clip y con una pequeña presentación del reggae de Sonidero Mestizo que hizo que nos quedáramos un rato más en la carpa.

De ahí a la carpa Indio Verde. Un gran invitado no latino, de mis favoritos en definitiva, Gogol Bordello que también parecía que disfrutaba mucho estar en ese escenario presentándose en México tocando una hora de excelente música con todos su instrumentos representativos como la tuba, simplemente increíble.

Luego en la carpa Intolerante se presentó Sonido San Francisco, excelente banda también, con gran asistencia. Claro que de ahí tuvimos que correr al escenario Indio Verde para escuchar a Illya Kuriaky & the Valderramas, que después de una ausencia en escenarios mexicanos fue el que mas hizo bailar de todas las bandas, con su canción “A mover el culo” y “Abarajame la bañera”.

También alcanzamos a ver un poco de la banda QBO y su éxito “No más”. Y en el escenario Indio Verde, uno de los más esperados del día, Madness, excelente ska por figuras históricas que tenían tiempo que no hacían algún show o presentación, regresan a México con un muy buen espectáculo.

Otra banda de la cual me enamoré fue The Horrors con un rock suave muy peculiar pero adictivo. Me atrevo a decir que estuvieron extraordinarios. The Horrors fue seguido por Austin TV también dejándonos con súper buen sabor de boca y de oídos en este caso, aunque se empalmó con Molotov que también era de las más esperadas de la noche, con sus grandes éxitos, otro de tradición mexicana que siguió el ritmo de la noche.

Al terminar Molotov, nos dimos una vuelta con Kinky solo un momento, solo por no decir que no los vimos, pues son una excelente banda y su último material tuvo muy buena respuesta y de ahí nos dimos otra vuelta rápida para escuchar a Nonpalidece de Argentina, que fue la única banda de reggae en presentarse en un escenario. Excelente banda; y se que he usado mucho el adjetivo excelente pero todas la bandas que escuchamos lo fueron. Excelentes, increíbles y sorprendentes.

Y para cerrar con el festival Vive Latino 2012 con intensidad, ¡Fat Boy Slim! Que hicieron que se te olvidara el cansancio y el calor. Manera perfecta de agarrar energía para volver a correr al metro a la salida y ahorrarte esos 600 pesos que te cobra el taxi del Foro Sol a Polanco.

Cinthya Esquer