Desierto: Una cacería implacable
en un escenario natural impresionante

Director: Jonás Cuarón
Escritores: Jonás Cuarón, Mateo García
Con: Gael García Bernal, Jeffrey Dean Morgan, Alondra Hidalgo

La anécdota es simple, pero no sencilla, es tremenda en muchos sentidos, un grupo de personas que tratan de cruzar la frontera de México hacia Estados Unidos encuentran un hombre y su perro, quienes  han tomado los “deberes” de la patrulla fronteriza en sus propias manos  y bajo sus propias “leyes” racistas, de ahí en adelante vamos viendo como se entrelazan una serie de eventos que darán a la historia elementos de terror y de una cacería tan vertiginosa como alarmante.

La factura de la película está hecha de un modo casi minimalista, a decir del escritor, de hecho los paisajes del desierto se prestan para esta condición, ofreciendo una escenografía natural que nos da completamente el ambiente atosigante y yermo que relata la historia, en un viaje de acción, con pocos diálogos, vamos viviendo la angustia y el dolor del grupo de personas que son cazadas por el antagonista y con el mismo desierto como cómplice.

El trabajo del director nos da una lectura vista desde diferentes ángulos, historias hilvanadas al azar, personajes que dentro de la ilegalidad tienen un cierto encanto, entre el grupo distinguimos dos que tres actores, los demás son orquestados de tal modo que los vemos casi reales, con sus vidas, sus acentos distintos, pero todos buscando el sueño americano tan denigrado por quienes no ven o no viven la necesidad.

Cabe destacar el trabajo de los entrenadores del (o de los) perro (s), que da un elemento muy activo en la cacería del antagonista y quien humaniza a este personaje, son notables las habilidades que desarrollan a lo largo del film y que imprimen una mayor tensión a sendas escenas de persecución dentro de la cacería planteada.

Gael García en el papel protagónico nos va mostrando un personaje muy adaptado o adaptable a las situaciones de peligro, muy experimentado, casi frío, el trabajo de Jeffrey Dean Morgan (The Walking Dead, Grey’s Anatomy) en cambio, nos va llevando tras sus ideas o convicciones tal vez retorcidas, pero finalmente buscando defender su territorio, el cual siente vulnerado por los invasores, los demás, los coyotes, los inmigrantes, los paisanos, cumplen satisfactoriamente con su trabajo para darnos una película muy disfrutable para los que les gustan las películas de acción y un nuevo terror más crudo, más realista.

Definitivamente es una película que hay que ver para tener elementos con los cuales discutir sus premisas, polémico en su esencia, actual ante el discurso político de Trump y los mismos republicanos, dará sin duda un motivo para discutir sin ambages sobre el tema.