Plastilina Mosh en el Woodstock Plaza: Confort y furor para tus oídos.

Con un recinto repleto, las expectativas en el aire y con un ambiente que se distinguía por ser tranquilizante, el dúo regiomontano conformado por el fundador de los extintos ‘Koervoz de Malta’ y el ex tecladista de Acarnienses, Jonás y Alejandro Rosso respectivamente, iniciaron su tocada pasadas las 12 de la noche en el Woodstock valle, con mucha buena vibra entre su público.

Al mero estilo de los 90’s, se sintió una atmósfera que remontaba a las primeras presentaciones del grupo. La audiencia unánime y entrada en la edad del cuarto de siglo, se hizo presente coreando y bailando las canciones que en esta ocasión marcaron la diferencia de su ritmo habitual, ya que la banda se presentó con el aditivo ‘Acid Jazz set’, dándole un twist a la noche con versiones totalmente desconocidas para los presentes.
‘Niño Bomba’ se arrojó como primer canción y literalmente estalló marcando pauta entre la gente, y para seguir los buenos ánimos lanzaron ‘Enzo’ tema de su tercer disco que se recuerda por muchos pero se había dejado olvidado en los escenarios.

‘Peligroso pop’ se distinguió por los solos en teclado intercalados con la réplica desde la batería, darnos esa sensación de cuando los grandes grupos del rock clásico improvisaban en sus conciertos y entregaban temas caledoscópicamente extendidos. ‘Mr. PMOSH’ invitó a bailar y corear a los asistentes, para después gozar de una ‘Baretta 1989’ con estilo reggae que nos volvió a un ‘Chill mood’ al instante, y como si no fuera suficiente ‘Ode to Mauricio Garcés’ llegó para seguir desempolvando su primer álbum, el tema se acompañó con proyecciones del actor tamaulipeco en sus años célebres de galán cinematográfico.

[oqeygallery id=16]

Todos los derechos reservados –  Kaptura Fotografía

‘Esta rola que sigue también es de nuestro primer disco, que de hecho esta canción fue la que le dio nombre al disco, esta canción se llama “Aquamosh” tenemos (pfff) 8 o 10 años de no tocarla, esperemos que salga bien’. Y con esta presentación se inició el tema que nos entregó 8 minutos aproximadamente de un jazz que siguió suavizando la noche. ‘Pinche Stereo Band’ puso a tono de nuevo a los asistentes, para bailar con ciertos acordes que claramente recuerdan la influencia del grupo en el rock de los 80’s.

El bajista Milton Pacheco y Jonás bromeaban en cada intermisión de las melodías, a lo que Rosso los acompañaba con breves compases desde el teclado. ‘Como siempre no hicimos lista de las rolas que vamos a tocar y no me acuerdo cual sigue, entonces déjeme checar cuales traemos para ir tachando las que ya tocamos’ dijo con soltura, sinceridad y despreocupado Jonás con cerveza en mano y el buen humor que le caracteriza.

Para la recta final Plastilina Mosh tenía a todo el público en el bolsillo, ‘Nalguita’ levantó los ánimos para poner a bailar hasta al menos laxo. ‘¡Grabenla pu… para que la suban a youtube que la quiero ver! Dijo Jonás que reiteraba que las versiones en vivo de esta noche, pocas veces han sido tocadas y no hay un disco propiamente con el material.

‘Millionaire’ junto con ‘Human disco ball’ continuaron la ascendencia del furor, y así lograr el éxtasis completo con ‘Pervert pop song’ que puso a brincar al Woodstock Valle por completo. Para el encoré fallido (Que sí pretendían hacerlo, pero Milton Pacheco develó en el micrófono a manera de pregunta si tocarían esa canción) se lanzó ‘Banano’s bar’ que como bien dijo Jonás ‘Esta es una versión más Jazzy, mas rica’ y así concluyó un concierto, que tuvo aroma de tocada, lo cual se agradece por la interacción con él público y dejó en claro que tenemos plastilina para rato y seguir con todo el mosh por delante.

Aquí cumplimos los deseos de Jonás y les dejamos ‘Ode to Mauricio Garcés’.

Saludos con mosh plastilinero.

H.